Tarjetas de crédito sin nómina

Descubre en Pentacredit las mejores tarjetas de crédito sin nómina y totalmente gratuitas. Compara las mejores opciones actuales en España y solicita la que más te convenga.

Mejores tarjetas de crédito sin nómina diciembre 2020

Recomendación

Álex Llorca - Experto Financiero

01/12/2020


Tarjeta Visa Inteligente EVO

Puntuación Pentacredit:

5.0 / 5.0 - ¡Excelente!
Solicitar
  • ¡Solicitado 2589 veces!
  • ¡Solicita en 5 minutos!
  • Cuenta

    Sin Comisiones

    Cuota anual

    GRATUITA

    TAE

    21,00%
    ¡Aplaza el pago hasta 18 meses sin comisiones!
    Tarjeta de crédito y débito al mismo tiempo.
    • Más de 12.000 cajeros para sacar dinero gratis a débito en España.
    • Devolución del 2,00% en Galp y 4,00% en Booking.
    • Requiere abrir la Cuenta Inteligente.

    No admite ASNEF / Experian

    Comparar


    Tarjeta Visa Wono Santander (solo Autónomos y Pymes)

    Puntuación Pentacredit:

    4.5 / 5.0 - ¡Muy buena!
    Solicitar
  • ¡Solicitado 351 veces!
  • ¡Solicita en 1 minutos!
  • Pagos

    Sin Comisiones

    Cuota mensual

    GRATUITA 2 meses

    Condición

    Sin cambiar de banco
    • Gestiona fácilmente todos los movimientos de tu empresa.
    • Crea hasta 5 tarjetas de débito.
    • Pagos y transferencias ilimitadas.
    • Consulta en tiempo real el gasto de tus empleados.

    Comparar


    Las tarjetas de crédito sin nómina son tarjetas de crédito gratuitas que no requieren que el cliente tenga una nómina para su solicitud, además de ser tarjetas, por tanto, que no tienen gastos o cuotas de apertura, ni de emisión, ni de renovación, ni de cierre, es decir, que son tarjetas de crédito totalmente gratuitas emitidas por los bancos que las ofrecen.

    Estas tarjetas son ideales para clientes que no reciben una nómina y que no quieren pagar las comisiones de una tarjeta de crédito convencional. Es muy frecuente conseguir rápidamente tarjetas de crédito online gratuitas a través de páginas como Pentacredit.com. Te recomendamos por eso nuestro nuestro comparador de tarjetas de crédito.

    Al hablar de tarjetas de crédito sin nómina, hay que entender que, lógicamente, la entidad emisora de esa tarjeta o banco exige unos ingresos alternativos o soporte económico del demandante, que no tienen por qué ser ingresos mediante una nómina salarial.

    Esto es así porque las tarjetas de crédito son un producto mediante el que el demandante obtiene una financiación y accede a una deuda con su banco, según lo que gaste previamente, y el banco necesita garantías de que eres un cliente con fondos que podrá devolver la cantidad de dinero gastada con la tarjeta. No concederá una tarjeta de crédito gratuita y sin nómina a alguien con ingresos irregulares, injustificables o insuficientes. Las alternativas más frecuentes a la nómina son:

    • Ingresos provenientes del trabajo autónomo: Es uno de los casos más frecuentes. Si eres autónomo y no tienes nómina como tal, deberás ofrecer demostrar al banco que recibes ingresos mediante el trimestral del IVA, la renta o el aval que haga el banco. De esta manera, podrás adquirir la tarjeta de crédito.

    • Ingresos provenientes de pensiones: Si eres una persona ya jubilada o percibes alguna pensión por viudedad o discapacidad, podrás justificar los ingresos que recibes a través de esta prestación. Existen tarjetas de crédito para pensionistas que pueden ser solicitadas por personas en esta situación.

    • Ingresos provenientes de la prestación por desempleo: Si te has quedado en el paro pero tienes asegurados bastantes meses de dicha prestación, también podrás solicitar una tarjeta de crédito sin necesidad de que tengas nómina.

    Si tus ingresos no corresponden a ninguno de estos tres casos, debes asegurarte que lo que percibes cumpla con tres características: que los ingresos sean regulares, justificables y suficientes:

    • Regulares: Con cierta periodicidad, preferentemente entradas de dinero mensuales, no de manera esporádica.

    • Justificables: Debe poderse demostrar de dónde vienen esos ingresos, por ejemplo una pensión, una ayuda o beca, una paga, un subsidio, una renta de alquiler, una devolución en plazos, una prestación por desempleo, facturas periódicas a una empresa, de autónomos…

    • Suficientes: El banco comprobará que la cantidad de dinero que recibe el demandante regularmente y el que posee permitirá adquirir la tarjeta de crédito sin riesgos y devolver la deuda sin desajustes en su economía.

    Cumpliendo estos tres requisitos de ingresos alternativos a una nómina es muy sencillo obtener una tarjeta de crédito gratuita sin nómina. Más abajo te enumeramos exactamente todos los requisitos para que pidas online una tarjeta de crédito gratuita hoy mismo.

    Sí, totalmente, aunque las entidades emisoras pueden presentar determinadas comisiones por acciones concretas que conviene que tengas bajo control para evitar cobros imprevistos. Cada tarjeta tiene unas condiciones que te recomendamos que leas detenidamente para tener muy claro qué usos son gratuitos y cuáles contienen pago de intereses, comisiones o cuotas. Pero, en general y con un uso básico, se pueden considerar productos gratuitos al carecer de costes de emisión, mantenimiento o renovación.

    Aunque se llamen tarjetas de crédito sin nómina y gratuitas, en realidad existen una serie de comisiones opcionales que el banco puede cobrar y que le aportan beneficio. 

    Por ejemplo, movimientos como sacar dinero en efectivo de un cajero automático con algunas de estas tarjetas de crédito, cambiar de divisa a la de otro país, o aplazar a más cuotas la devolución de un gasto subiendo los intereses son acciones sobre las que la entidad emisora puede aplicar precio, y con ello obtener beneficios, además de beneficios puntuales como puede ser la pequeña cantidad que se lleva la entidad emisora de la tarjeta de crédito con cada compra que realicemos con ella.

    Las tarjetas de crédito sin nómina suponen una mayor accesibilidad a las compras y la financiación para otros perfiles de cliente, los que no necesariamente tienen una nómina convencional.

    Un demandante de una de estas tarjetas gratuitas online debe cumplir algunos requisitos, como disponer de ingresos alternativos regulares, justificables y suficientes que comentábamos arriba, pero además dos breves requisitos de burocracia básica, documento que acredite residencia en España y mayoría de edad, e historial crediticio limpio sin irregularidades:

    • Tener un documento oficial que acredite que eres mayor de edad y que resides en España, como DNI, tarjeta de residencia, factura de luz, agua, gas o teléfono a tu nombre y en una dirección del territorio español.

    • Tener el historial crediticio limpio, es decir, no aparecer en ninguna lista de morosos ni fichero de impagos.

    • Unos ingresos regulares, justificables y suficientes que garanticen que puedes devolver sin ningún problema lo que gastes con tu tarjeta de crédito gratuita sin nómina.

    • Propósito: El objetivo de esta página es informar sobre las características de las tarjetas de crédito que se conceden sin nómina y, al mismo tiempo, recomendar algunas de las tarjetas que pueden solicitar las personas que se encuentran en esta situación.

    • Metodología: Los expertos en finanzas de Pentacredit han elaborado esta página en base a su experiencia acerca de las solicitudes de tarjetas bancarias que realizan autónomos, pensionistas o personas en situación de desempleo. La recomendación de las tarjetas de crédito que aquí se exponen se ha realizado teniendo en cuenta las características publicadas por cada entidad financiera y repasando de manera pormenorizada los contratos que ofrecen a los usuarios, reduciendo al máximo el riesgo de encontrar comisiones ocultas que pudieran perjudicar al lector.

    • Acerca de Pentacredit: Pentacredit ofrece todo este trabajo informativo y de recomendación de forma gratuita al lector, siendo sus ingresos los resultantes de la publicidad online y de las remuneraciones que obtiene la página por la contratación de algunos de los productos financieros que aquí pueden verse. Esto no compromete la veracidad de la información aquí expuesta, ni tampoco las opiniones vertidas sobre cada producto financiero.