Cuentas

Compara y elige las mejores cuentas bancarias de 2020 en España. Solicita la cuenta con más ventajas y que mejor se adapte a ti.

Mejores cuentas bancarias octubre 2020

Recomendación

Álex Llorca - Experto Financiero

01/10/2020


Cuenta Nómina Bankinter

Puntuación Pentacredit:

5.0 / 5.0 - ¡Excelente!
Solicitar
  • ¡Solicitado 789 veces!
  • ¡Solicita en 3 minutos!
  • Rentabilidad

    Hasta 5% TAE

    Cuota anual

    GRATUITA

    Transferencias

    GRATUITAS
    Remuneración de hasta el 5,00% TAE el primer año y de hasta el 2,00% TAE el segundo. (Saldo máximo a remunerar 5.000 €).
    • Tarjeta de crédito sin comisión de emisión y mantenimiento.
    • Ingresos mínimos de 800€.

    No admite ASNEF / Experian

    Comparar


    Cuenta Smart Santander

    Puntuación Pentacredit:

    4.5 / 5.0 - ¡Muy buena!
    Solicitar
  • ¡Solicitado 531 veces!
  • ¡Solicita en 5 minutos!
  • Online

    Sin Comisiones

    Cuota anual

    GRATUITA

    Transferencias

    GRATUITAS
    Cuenta gratuita y sin comisiones para jóvenes entre 18 y 31 años.
    • Transferencias online totalmente gratuitas.
    • Tarjetas de débito gratuita, sin comisiones de emisión y mantenimiento.
    • Promociones y bonificaciones en marcas y tiendas gracias a Santander Shopping.
    • App completa desde la que gestionar la cuenta y las tarjetas y compatible con Bizum.

    Comparar


    Cuenta Inteligente EVO

    Puntuación Pentacredit:

    4.5 / 5.0 - ¡Muy buena!
    Solicitar
  • ¡Solicitado 489 veces!
  • ¡Solicita en 8 minutos!
  • Rentabilidad

    0,05% TAE

    Cuota anual

    GRATUITA

    Transferencias

    GRATUITAS
    Cuenta de ahorros remunerada al 0,05% TAE.
    Tarjeta gratuita de crédito y débito al mismo tiempo.
    • Cuenta sin comisiones ni gastos de ningún tipo.
    • Más de 12.000 cajeros para sacar dinero gratis a débito en España.
    • Devolución del 2,00% en gasolineras Galp y del 4,00% al reservar en Booking.

    No admite ASNEF / Experian

    Comparar


    Cuenta Online Sin Comisiones BBVA

    Puntuación Pentacredit:

    4.0 / 5.0 - ¡Muy buena!
    Solicitar
  • ¡Solicitado 489 veces!
  • ¡Solicita en 8 minutos!
  • Online

    Sin Comisiones

    Cuota anual

    GRATUITA

    Transferencias

    GRATUITAS
    • ¡Fácil y rápida apertura con un selfie!
    No se necesita domiciliar nómina o recibos para tenerla.
    App móvil considerada líder mundial de los últimos años y utiliza Bizum.
    • Tarjeta de débito gratuita y retirada en efectivo gratuitamente en 6.000 cajeros BBVA.
    • Posibilidad de tener dos titulares en la cuenta.

    No admite ASNEF / Experian

    Comparar


    Cuenta Nómina ING

    Puntuación Pentacredit:

    4.5 / 5.0 - ¡Muy buena!
    Solicitar
  • ¡Solicitado 450 veces!
  • ¡Solicita en 5 minutos!
  • Online

    Sin Comisiones

    Cuota anual

    GRATUITA

    Transferencias

    GRATUITAS
    Abre la cuenta con, al menos, 700€ de ingresos al mes sin necesidad de nómina.
    • Tarjetas totalmente gratuitas.
    2 días de descubierto GRATIS.
    • Miles de cajeros disponibles para sacar dinero sin comisiones.
    • Cuenta más contratada de 2018.

    No admite ASNEF / Experian

    Comparar


    Aunque has llegado a esta página buscando una cuenta bancaria y posiblemente ya sabes lo que son, vamos a explicarte exactamente en qué consisten. Una cuenta bancaria es un depósito donde una persona coloca su dinero y lo deja bajo la custodia de un determinado banco, pudiendo disponer de él de nuevo prácticamente cuando quiera.

    Desde una cuenta bancaria puedes hacer todo tipo de operaciones, como guardar tu dinero ahorrado, sacarlo en efectivo desde una sucursal o un cajero, hacer transferencias, domiciliar la nómina o los recibos y mucho más.

    Las cuentas bancarias son uno de los tipos de productos financieros más básicos que existen; indispensables para poder optar a cualquier otro más complejo, como una tarjeta de crédito, un préstamo o una hipoteca. Pero también necesarios para cualquier otra gestión del día a día, como pedir una beca, contratar un operador telefónico o pagar el recibo de la luz cada mes.

    Ahora que tenemos la definición, es importante señalar que existen muchos tipos de cuentas bancarias. Existen tantos tipos como ventajas o funcionalidades pueden ofrecer las entidades financieras con ellos.

    A continuación, vamos a repasar brevemente algunos de los tipos de cuentas bancarias más demandados en la actualidad. Los vamos a clasificar en tres grandes grupos:

    Cuentas corrientes


    Son las cuentas bancarias más comunes que puedes encontrarte, y con ellas puedes llevar a cabo la mayor parte de operaciones más importantes. Por ejemplo, además de almacenar tu dinero en ellas, puedes realizar ingresos, sacar dinero en efectivo, extender cheques, domiciliar los recibos, etc.

    Además, y como hemos dicho antes, estas cuentas corrientes te permiten adquirir otros productos del banco; productos de crédito como las tarjetas, los préstamos o las hipotecas. Es el primer paso para tener vinculación con la entidad financiera y aspirar a más ofertas y mejores condiciones.

    Aunque con estas cuentas corrientes básicas puedes incluir a otros titulares (como un familiar, tu pareja o personas de confianza), suelen disponer de comisiones que es conveniente conocer para calcular el coste real de este depósito visible.

    Cuentas nómina


    Las cuentas nómina son un tipo de cuentas bancarias cuya característica más importante es que ofrecen ventajas al cliente a cambio de que éste domicilie su nómina. Principalmente, la ventaja más importante suele ser que la cuenta nómina carezca de comisiones, pero hay entidades que ofrecen mucho más que eso.

    Por ejemplo, hay diversas cuentas nómina que ofrecen al cliente la posibilidad de obtener una remuneración de los ahorros, descuentos al comprar en comercios concretos, devolución de un porcentaje de los recibos, regalos de todo tipo al abrir la cuenta (las famosas ollas, vajillas, televisores o, más recientemente, tablets) e, incluso, acciones de la propia entidad.

    Sin embargo, y contrariamente a lo que ocurre en las cuentas corrientes ordinarias en las que no suele haber permanencia, en las cuentas nómina sí suelen haber cláusulas de permanencia que, de incumplirlas, te acarrearía alguna penalización. Sobre todo cuando hay regalos por en medio, como los mencionados más arriba.

    Es por ello que recomendamos leer siempre la letra pequeña de los productos financieros. En las cuentas nómina no son condiciones complejas, pero puede existir alguna condición que haga variar la percepción que tenemos de la cuenta, como que por ejemplo exista un mínimo de ingresos en la nómina para poder disfrutar de ciertas ventajas anunciadas.

    Cuentas de ahorro o cuentas remuneradas


    Este tipo de cuentas bancarias es algo diferente a los dos tipos anteriormente descritos. Las cuentas de ahorro permiten que su titular pueda obtener rentabilidad económica al depositar una cantidad de dinero en ella. Sin embargo, a cambio de obtener estos intereses, la operativa es algo más restringida que en las anteriores opciones, pues su finalidad es la de ahorrar.

    Sin embargo, que la operativa sea más limitada no significa que no se pueda sacar dinero de este tipo de cuentas. El titular puede sacar dinero de la cuenta remunerada sin pagar ningún tipo de penalización, algo que diferente las cuentas de ahorro o cuentas remuneradas de los depósitos a plazo.

    Eso sí, es importante fijarse en dos aspectos a la hora de contratarlas. Por un lado, prestar atención a los intereses o rentabilidad inicial, pues es posible que con el paso de los meses bajen. Hay que valorar si pasado ese tiempo sigue valiendo la pena esa cuenta. Por el otro lado, y como hemos dicho antes, la limitación en la operativa puede hacer que no se permita domiciliar nóminas o recibos, ni tampoco asociar tarjetas de crédito o débito. Es algo natural en estas cuentas, pero cabe recordarlo siempre.

    Hasta ahora hemos repasado los tipos de cuentas bancarias en función de la finalidad de uso que tenga en mente el titular. Ahora, en cambio, vamos a explicarte qué cuentas bancarias existen cuando la edad es un factor clave:

    Cuentas infantiles


    Estas cuentas bancarias están pensadas para que padres y madres puedan ofrecerles a sus hijos e hijas una cuenta bancaria con la que enseñarles a ahorrar. Generalmente pueden abrirse hasta los 14 años y no cuentan con comisiones.

    Pueden disponer de cierta rentabilidad, algún que otro regalo o, incluso, promociones para para todo tipo de actividades infantiles. Eso sí, su operativa es muy limitada, pues sólo permite ingresar y retirar dinero.

    Cuenta joven


    Las cuentas bancarias para jóvenes pueden abrirse a partir de los 15 años, siendo usables, aproximadamente, hasta los 30 años. En este caso nos encontramos con una mayor capacidad operativa de la cuenta, teniendo a disposición del cliente tarjetas de crédito y débito, por ejemplo.

    También suelen ir acompañadas de promociones relacionadas con los intereses de las personas comprendidas en esa edad, como regalos, entradas para espectáculo o acceso a préstamos para estudios. No suelen existir aquí tampoco las comisiones por las acciones más habituales.

    Cuentas para pensionistas


    Este tipo de cuentas es similar a las cuentas nómina, por lo que requiere que la persona jubilada domicilie su pensión a esta cuenta bancaria. La ventaja más importante reside en la posibilidad de que el o la pensionista pida un anticipo de la pensión, pero también permite disponer de tarjetas de crédito y débito, pedir asesoramiento financiero o contratar otros productos.

    Las cuentas para pensionistas tampoco suelen tener comisiones, pues que domiciliar la pensión permite acceder a la gratuidad de este producto financiero.

    Hasta el momento te hemos señalado multitud de tipos de cuentas bancarias que, como ventaja principal, no disponen de comisiones. Esto significa que las comisiones más habituales (como las de mantenimiento o administración) desaparecen en dichas cuentas, pero puede haber otras que sí hagan acto de presencia al efectuar alguna acción.

    Ahora te vamos a señalar cuáles son las comisiones más frecuentes y en las que tienes que fijarte antes de contratar una cuenta bancaria:

    • Comisión por mantenimiento: Esta comisión permite al banco cobrarte los servicios prestados básicos, como la propia custodia del dinero, el funcionamiento óptimo de los registros o el servicio de caja, que posibilita que el propietario haga ingresos o retiradas de dinero.

    • Comisión por administración: Este tipo de comisión se paga por servicios no incluidos en la comisión por mantenimiento. Sería el caso de, por ejemplo, movimientos en la cuenta. Muchas veces la comisión por administración se incluye dentro de la comisión por mantenimiento.

    • Comisión anual por tarjeta: Hay ocasiones en las que la tarjeta entregada junto a la cuenta bancaria es gratuita el primer año, pero en el segundo te cobran una comisión simplemente por disponer de ella. Al contratar la cuenta hay que mirar bien esas situaciones y ver si hay costes asociados a esa tarjeta que puede ser de crédito o débito.

    • Comisión por transferencia: Ya no quedan muchos bancos que cobren comisión por realizar una transferencia dentro de la Zona Euro, pero alguno que otro hay. Esta comisión permite a la entidad financiera cobrarte una cantidad fija o un porcentaje sobre el dinero transferido cada vez que se realice la acción.

    • Comisión por ingresar un cheque: Similar a la comisión por transferencia, la entidad financiera te puede cobrar una comisión por ingresar un cheque, siendo un coste que puede ser diferente dependiendo del banco donde estés.

    • Comisión por descubierto en cuenta: Esta comisión es difícilmente evitable, pues aparece en el momento se produce un descubierto en tu cuenta. Aquí la entidad financiera empieza a cobrar por el dinero que nos avanza y por los días que tardamos en devolverlo y salir de la situación de números rojos.

    Ahora que ya lo sabes todo sobre cuentas bancarias, es el momento de explicarte cómo puedes contratar una a través de Internet. Para empezar, en Pentacredit estás en el lugar adecuado, y en la tabla que puedes ver más arriba podrás encontrar una selección hecha por nosotros con las mejores cuentas bancarias del mercado.

    Cuando tengas claro qué cuenta bancaria quieres, deberás pulsar el botón SOLICITAR relacionado con esa cuenta para empezar el proceso de contratación. En el momento hagas click en ese botón, pasarás directamente a la web del banco, donde deberás rellenar un formulario para poder adquirir la cuenta bancaria. Generalmente, la solicitud cuenta con los siguientes pasos:

    • Introducir los datos personales básicos: En primer lugar, la entidad financier te pedirá tus datos personales más básicos, como nombre, apellidos, domicilio, teléfono de contacto, dirección de correo electrónico, etc.

    • Enviar una imagen del DNI por ambas caras: Durante el proceso, la entidad financiera te pedirá una fotocopia del DNI por las dos caras, que bien puede ser una foto hecha con el móvil. Si haces la solicitud desde el ordenador, podrás enlazar el archivo de esa fotocopia. Si haces la solicitud desde el móvil, podrás hacer una foto al DNI por delante y por detrás y así enviar los archivos.

    • Verificar tu identidad: Aquí el banco se asegura de que eres tú quién esta contratando el producto. Puede pedirte una foto, puede realizar una videollamada contigo o cualquier otro método que le sirva.

    • Obtención de contraseñas: El último paso es la configuración de contraseñas o claves de seguridad para que puedas gestionar tu cuenta desde la banca online de la entidad.

    Este proceso cuenta con la máxima seguridad que puede ofrecer la página web de una entidad financiera. Pentacredit no almacena ningún dato personal tuyo en ningún momento, pues los entregas directamente al banco con el que quieres contratar la cuenta bancaria.

    Como en todo producto financiero, para que puedas contratar una cuenta bancaria debes cumplir una serie de requisitos básicos que, en el caso de las cuentas corrientes más elementales, se limitan a dos aspectos prácticamente:

    • Ser mayor de edad: Para abrir una cuenta bancaria es necesario ser mayor de 18 años. Esto no ocurre en las infantiles, pues son los padres o tutores del niño o la niña los que deben autorizar la creación de dicha cuenta bancaria infantil.

    • Tener DNI o tarjeta de residencia en vigor: El otro requisito indispensable es disponer del DNI o tarjeta de residencia (en caso de que seas una persona extranjera) en vigor. Es la única documentación imprescindible para poder abrir una cuenta bancaria.

    Como te hemos contado anteriormente, existen diversos tipos de cuentas bancarias con ventajas concretas, pero que, a cambio, cuenta con ciertas exigencias que vamos a repasar a continuación:

    • Domiciliar la nómina u otros ingresos regulares: Por ejemplo, en las cuentas nómina es requisito indispensable domiciliar la nómina, pudiendo pedirte el banco incluso una cantidad mínima de salario para poder concederte la cuenta. En caso de seas autónomo, ingresar ciertas cantidades de forma regular al mes será la petición.

    • Domiciliar recibos: También es frecuente que el banco te pida que domicilies algunos recibos a la cuenta que deseas abrir para poder cerrar la contratación. De nuevo, las cuentas nómina suelen contar casi siempre con esta exigencia.

    • Aceptar un tiempo determinado de permanencia: Anteriormente hemos señalado que algunos bancos ofrecen regalos al abrir una cuenta bancaria. Pues bien, generalmente, a cambio la entidad financiera exige un tiempo de permanencia determinado, asegurándose así el banco que no vienes solo por el obsequio, y que te quedarás con ellos, al menos, el tiempo que marque el contrato.

    Por último, nos gustaría darte algunas recomendaciones para que puedas acertar en la elección de tu cuenta bancaria. En concreto, te vamos a dar 6 consejos que te pueden venir muy bien para saber cuál es la mejor cuenta bancaria para ti:

    • Ojo con las comisiones: Trata de buscar la cuenta bancaria que carece de menos comisiones, evitando sobre todo la comisión por mantenimiento y administración.

    • Mira si hay tarjetas asociadas: Una de las ventajas de las cuentas bancarias son las tarjetas de crédito o débito asociadas. Comprueba si cuentan con ellas, y en el caso de que sí, que las tarjetas tengan las mejores condiciones posibles.

    • Asegúrate de que cuenta con plataforma online: Hoy en día es imprescindible abrir una cuenta en un banco con plataforma online, pudiendo así hacer todas las gestiones sin necesidad de acudir a una sucursal.

    • Observa los requisitos: Ten en cuenta a la hora de elegir si es necesario domiciliar la nómina y algunos recibos, y si puedes cumplirlos.

    • Comprueba si hay permanencia: De la misma forma, es recomendable saber si al abrir la cuenta bancaria la entidad te pide un tiempo de permanencia mínimo o no.

    • Descubre si ofrece regalos: Los regalos son una de las ventajas en ciertas cuentas bancarias. A la hora de elegir, descubre si alguna de ellas ofrece algún obsequio que te pueda interesar.