Préstamos

Compara y elige los mejores préstamos personales de 2020 en España. Descubre aquel con la TAE más competitiva en Pentacredit.

Mejores préstamos personales en octubre de 2020

Recomendación

Manu Gimeno - Experto Financiero

01/10/2020


Fintonic Préstamo

Puntuación Pentacredit:

5.0 / 5.0 - ¡Excelente!
Solicitar
  • ¡Solicitado 358 veces!
  • ¡Solicita en 5 minutos!
  • Importe mínimo

    1.000€

    Importe máximo

    50.000€

    Plazo máximo

    96 meses
    Hasta 50.000€ con un mínimo de 4,75% TAE hasta un máximo de 39,97% TAE.
    • Sin papeleos, sin envío de nómina, online y tu dinero en 24 horas.

    - Préstamo de ejemplo: Si pides 30.000€ a devolver en 60 meses, la cuota mensual será de 607,57€, siendo la TAE del 8,25%. La cantidad total a devolver será de 36.626,34€.

    Comparar


    Vivus Préstamo Rápido

    Puntuación Pentacredit:

    4.0 / 5.0 - ¡Muy buena!
    Solicitar
  • ¡Solicitado 101 veces!
  • ¡Solicita en 5 minutos!
  • Importe máximo

    300€

    Plazo máximo

    30 Días

    Ingreso de dinero

    Mismo Día
    Préstamo rápido sin aval, online y sin papeleos. Ingreso en el mismo día.
    Si eres nuevo cliente se concede hasta 300€ sin intereses al 0% TAE.
    • Más de 600.000 préstamos concedidos en España.

    - Préstamo de ejemplo: Si pides 300€, tendrás que devolver 300€ en un máximo de 30 días. Sin engaños, ni intereses añadidos.

    Comparar


    Los préstamos personales son productos bancarios que te permiten disponer de una cantidad de dinero concreta que deberás devolver, junto a un interés pactado con el banco y otras comisiones, en un periodo determinado de tiempo.

    Con los préstamos personales puedes financiar esos proyectos que deseas llevar a cabo, solucionar problemas de gasto adicional surgidos de repente o comprar aquello que siempre te había hecho ilusión adquirir, como una casa, un coche o un viaje.

    En Pentacredit podrás encontrar toda la oferta de préstamos personales que existe en España, pudiendo comparar y elegir aquel préstamo que reúna las mejores condiciones de dinero, plazos e interés para ti. Todo ello de fácilmente y de forma online.

    Esta es una de las preguntas más frecuentes que le surgen a una persona cuando empieza a buscar formas de conseguir dinero para su propósito. Aquí vamos a tratar de explicarte las diferencias usando para ello la información facilitada por el Banco de España:

    • Crédito al consumo: Un crédito al consumo te permite ir disponiendo del capital que quieras conforme lo vas necesitando. Para ello, el banco establece una cantidad de crédito determinada a tu disposición, con un plazo concreto de devolución y unos intereses. Una vez devuelto el dinero, se puede volver a disponer de ese crédito concedido. Además, suele haber una cuenta corriente asociada para las disposiciones del crédito o los reintegros.
    • Préstamo personal: En el caso de los préstamos personales, recibes el dinero solicitado al inicio del contrato y en una sola vez. Una vez tengas ese dinero, deberás empezar a devolverlo atendiendo a los intereses acordados y a los plazos establecidos en el acuerdo firmado con la entidad financiera.

    Solicitar un préstamo personal es relativamente sencillo. Lo complicado en ocasiones es que la entidad financiera acabe por otorgarlo. En Pentacredit puedes comparar todos los préstamos disponibles poniendo especial atención al interés asociado y a los plazos de devolución.

    Una vez hayas detectado cuál es el mejor préstamo personal de todos los que tenemos en nuestro comparador, deberás pulsar en el botón SOLICITAR para poder iniciar el proceso de contratación de dicho producto financiero.

    Los pasos para solicitar el préstamo pueden resumirse de la siguiente manera:

    1. Compara todos los préstamos disponibles en la página. Observa su tipo de interés TAE y el plazo mínimo y máximo de devolución.

    2. Elige aquel que tenga las características que estabas buscando, y una vez lo tengas localizado, pulsa en el botón de SOLICITAR.

    3. Contrata el préstamo una vez llegues a la página web de la entidad financiera en cuestión. Pide ahí el dinero que necesites y aporta la documentación que se te requiere.

    4. Espera la preaprobación, que siendo el procedimiento totalmente online suele ser cuestión de segundos.

    5. Lee atentamente la información contractual que te facilite la entidad financiera para no perder detalle de todas las condiciones que te planteen.

    6. Firma el contrato si consideras que todo está en orden y que el documento se adapta a tus exigencias y peticiones.

    7. Consigue el dinero que, por norma general, no tardará más de 48 horas en llegar a tu cuenta bancaria.

    La ventaja de los préstamos personales online es que tanto el proceso de solicitud, como la aprobación y la llegada del dinero es algo que se lleva a cabo rápidamente. Además, en cada entidad financiera se suele prestar ayuda a la persona que está pidiendo el préstamos, por si tiene alguna dificultad con la plataforma o la información ofrecida.

    Esta es una de las preguntas más frecuentes (y más importantes) que se suelen formular cuando una persona está comparando préstamos y tratando de decidir por cuál decantarse. Sin duda, disponer en tu préstamo de un tipo de interés bajo será clave para conseguir la mejor condición posible.

    A continuación, te explicamos en qué consiste el TIN y la TAE:

    • Tipo de Interés Nominal (T.I.N.): El Tipo de Interés Nominal es el tipo de interés que usan los bancos para señalar el pago de los intereses en un tiempo determinado y en base al dinero solicitado. En el caso de los préstamos, suele ser anual.

    • Tasa Anual Equivalente (T.A.E.): La Tasa Anual Equivalente es un tipo de interés que se calcula teniendo en cuenta el TIN, la frecuencia de los pagos, las comisiones bancarias y todos los demás gastos de la operación. Es decir, nos indica de forma muy precisa el coste total del préstamo durante cada año.

    En Pentacredit te recomendamos prestar atención a la TAE, pues es la mejor forma que existe para saber qué va a costarte en total el préstamo que pidas.

    Cada entidad financiera establece unas exigencias para poder conceder el préstamo a la persona que lo solicita. Sin embargo, siempre hay ciertos requisitos comunes que deben cumplirse.

    Los requisitos más comunes y que debes cumplir para que te puedan conceder el préstamo son los siguientes:

    • Ser mayor de edad: Es imprescindible que dispongas de más de 18 años para poder solicitar el préstamo personal. La edad máxima suele estar situada en los 65 años, pero hay entidades financieras que conceden préstamos incluso sobrepasando dicha edad.

    • Vivir en España: Es otro de los requisitos fundamentales para la concesión del préstamo. Debes ser residente español, y para ello debes de aportar el DNI para poder demostrarlo o, si eres extranjero, el NIE.

    • Disponer de una cuenta bancaria propia: La entidad financiera te pedirá que le proporciones un IBAN español, es decir, un número de cuenta bancaria española. Además, deberás ser el titular de la misma, aunque se aceptan también cuentas compartidas siempre que no seas únicamente persona autorizada en la misma.

    • Demostrar una fuente de ingresos: El prestamista necesita asegurarse de que serás capaz de devolver el dinero, y es por ello que necesita saber que dispones de una fuente de ingresos. Puede ser una nómina, una pensión, los pagos a la seguridad social si eres autónomo, etc.

    • Tener un nivel de endeudamiento bajo: La entidad financiera quiere asegurarse de que el préstamo que te vaya a conceder no sobrepasará tus niveles óptimos de endeudamiento, y es por ello que querrá saber tu ratio de endeudamiento. Siempre que el pago de tus préstamos no suponga el 40% de tus ingresos, cumplirás este requisito.

    • Contar con un buen historial crediticio: Junto al estudio de tu nivel de endeudamiento, conocer tu historial crediticio será de las primeras cosas que querrá saber de ti la entidad financiera. Es decir, para poder optar al préstamo no deberás figurar en ninguna de las listas de morosos conocidas, como ASNEF, RAI o Experian. Eso sí, algunas entidades financieras pueden conceder préstamos incluso si estás en esta situación.

    Un poco en relación con lo que comentamos en el punto anterior, es necesario tener a mano ciertos documentos que demuestren que cumples con los requisitos que se te piden:

    • Copia del DNI o NIE.

    • Documentos que justifiquen ingresos:

      • Para trabajadores por cuenta ajena: copias de las últimas tres nóminas.

      • Para autónomos: copias del pago de recibos de autónomos, liquidación de la seguridad social, declaración del IVA e IRPF.

      • Para pensionistas: copias de los recibos de las últimas tres pensiones.

    • Copia de la declaración de la renta.

    • Extracto bancario con el resumen de los movimientos de los últimos meses.

    • Justificación para la solicitud del préstamo, como la copia de un presupuesto de aquello que quieras adquirir.

    Este es un ejemplo de documentación que puede pedirte el prestamista, aunque en algunos casos la documentación puede ser algo distinta a la que te mostramos.

    Con todo esto, es posible identificar diferentes tipos de préstamos que responden a las distintas necesidades y situaciones que tienen los solicitantes. Puedes encontrar los siguientes préstamos personales en el mercado:

    Préstamos personales al consumo


    Los préstamos habituales y que centran la explicación de todo este texto. Estos préstamos suelen solicitarse a las entidades bancarias, y cuentan con bajos intereses, largos plazos de devolución y altas exigencias de los bancos para su concesión. La TAE media de estos préstamos a principios de 2020 se sitúa, según el Banco de España, un poco por encima del 8,00%.

    Préstamos para autónomos y empresas


    Como su propio nombre indica, son préstamos pensados para autónomos y pequeñas y medianas empresas con necesidades de financiación. La cuantía de estos préstamos suele ser elevada, del mismo modo que lo son sus exigencias. Debe aportarse toda la documentación posible relacionada con el negocio para que se puede llegar a aprobar dicho préstamo.

    Préstamos rápidos


    Los préstamos rápidos se encuentran entre los préstamos personales tradicionales y los micropréstamos. Como característica más destacada se encuentra su rápida solicitud y concesión, pero por contra estos préstamos son de menor cuantía, con plazos de devolución muy cortos y con intereses altos. Es frecuente encontrar préstamos de este tipo que se coloquen alrededor del 20,00% TAE.

    Préstamos sin aval


    Estos préstamos no necesitan de ningún tipo de aval para que la entidad financiera pueda conceder el dinero solicitado. Son préstamos que se suelen conceder a personas que demuestran una solvencia destacada, con un historial crediticio impoluto que hace que el banco o financiera confíe en que el dinero volverá sin ningún problema

    Préstamos sin nómina


    En estos casos, la entidad financiera no necesita que la persona que pide el préstamo demuestre ninguna serie de ingresos regulares. Por este motivo, el dinero prestado suele ser de una cuantía baja, siendo personal la garantía de la devolución del préstamo junto a los intereses asociados.

    Préstamos con ASNEF


    Son préstamos concedidos por entidades financieras privadas a personas que figuran en listas de morosos como ASNEF, RAI o Experian. Estos préstamos no suelen ser de una gran cuantía, pero exigen más garantías a su solicitante dada su situación. Los intereses suelen ser elevados y el tiempo de devolución relativamente corto.

    Micropréstamos


    Son préstamos que se suelen situar entre los 600 y los 1.000 €, y que cuentan con un plazo de devolución muy corto, del orden de 60 días como límite máximo. Se trata de préstamos que se conceden muy rápidamente y que están pensados para personas con necesidades muy urgentes de dinero. Cuentan con intereses muy elevados, con tipos de interés TAE que sobrepasan cualquier otra opción de préstamo que existe.

    A la hora de solicitar un préstamo te toparás con una gran cantidad de empresas o entidades que van más allá de la banca tradicional. A continuación vamos a señalarte qué tipos de prestamistas te puedes encontrar cuando vas a pedir un préstamo personal:

    • Bancos: Son las entidades principales a la hora de conceder préstamos y cuentan con la autorización del Banco de España para captar dinero de sus clientes y ofrecer a cambio préstamos personales. Sus características son:

      • Pueden conceder préstamos por un volumen alto de dinero.

      • Permiten plazos de devolución más largos.

      • Ofrecen un tipo de interés muy competitivo.

      • Aplican comisiones de diversos tipos.

      • Requieren aval o algún tipo de garantía.

      • Piden una alta vinculación con la entidad financiera contratando otros productos.

      • Lentitud en el proceso de petición, estudio de la solicitud y concesión.

      • No conceden préstamos a personas en ASNEF, RAI o EXPERIAN.

    • Establecimientos Financieros de Crédito (EFC): En este caso, nos encontramos con entidades financieras que ofrecen financiación mediantes préstamos, hipotecas, tarjetas de crédito, avales y demás productos. La diferencia con los bancos es que no pueden captar dinero de sus propios clientes, aunque cuentan también con la supervisión del Banco de España. Sus características son:

      • Ofrecen un tipo de interés competitivo.

      • Aplican menos comisiones.

      • Rapidez en el proceso de petición, estudio de la solicitud y concesión.

      • Sin vinculación.

      • Operan sólo a través de comercios o concesionarios.

      • No conceden préstamos a personas en ASNEF, RAI o EXPERIAN.

    • Plataformas de financiación participativa (“crowdlending”): Permiten el denominado “crowdfunding” financiero o de inversión, y su objetivo es otorgar fondos mediantes préstamos o capital a pequeñas y medianas empresas a cambio de una determinada rentabilidad. Sus características son:

      • Condiciones de financiación muy atractivas.

      • Sin vinculación.

      • Conceden préstamos a personas en ASNEF, RAI o EXPERIAN.

      • Lentitud en el proceso de petición, estudio de la solicitud y concesión.

      • Requieren aval o algún tipo de garantía.

      • Escasez de oferta para particulares.

    • Empresas privadas: Las empresas privadas conceden préstamos con muy pocos requisitos, pero elevados costes. Este tipo de empresas no están reguladas por el Banco de España. Sus características son:

      • Rapidez en el proceso de petición, estudio de la solicitud y concesión.

      • Sin vinculación.

      • Conceden préstamos a personas en ASNEF, RAI o EXPERIAN.

      • Ofrecen un tipo de interés muy elevado.

    • Propósito: El objetivo de esta página es ayudar al lector a comparar entre los distintos préstamos y créditos para ayudarle así en su elección final. Además, el texto pretende servir como guia para entender bien qué son y cómo funcionan los préstamos personales.

    • Metodología: Los expertos financieros de Pentacredit han llevado a cabo la recopilación de préstamos y la redacción del texto explicativo investigando en la información ofrecida por fuentes oficiales como el Banco de España o el Boletín Oficial del Estado.

    • Acerca de Pentacredit: Pentacredit ofrece todo este trabajo informativo de forma gratuita al lector, siendo sus ingresos los resultantes de la publicidad online y de las remuneraciones que obtiene la página por la contratación de algunos de los productos financieros que aquí pueden verse. Esto no compromete la veracidad de la información aquí expuesta, ni tampoco las opiniones vertidas sobre cada elemento.

    • Fuentes: Ley 16/2011, de 24 de junio, de contratos de crédito al consumo. Préstamo personal y crédito al consumo, por el Banco de España. Tabla de tipos de interés, por el Banco de España.